Suances, Cantabria.


Travel / domingo, septiembre 24th, 2017

Sé que estamos a finales de Septiembre y que es algo tarde para escribir esta entrada. Con todos los cambios que han ocurrido en mi vida este último mes no he tenido tiempo para sentarme a editar y a escribir. Es poco lo que tengo que decir. Pero como siempre, son escasas palabras expresando enormes cantidades.

Todos sabemos que adoro el Sur de España con todo mi corazón, pero voy a tener que dejar un hueco al Norte.  Por increíble que parezca, nunca había estado ahí arriba. Únicamente una vez de pequeña pero no cuenta, ya que eso significa que estuve físicamente pero no mentalmente.

El problema es que el Norte tiene algo que el Sur no tiene, y resulta que ese “algo” es una de las cosas que más me gustan de este mundo. Una palabra: verde. Iba en el coche como una niña pequeña a la que le brillaban los ojos porque nunca había visto tanta hierba junta. El cielo nublado la mayoría de los días, la ausencia de un mar en calma, el aire, las noches en sudadera, la lluvia en pleno agosto cuando más la echas de menos… Son detalles que no apreciamos normalmente y que, sinceramente, valen oro.

La verdad es que el Sur siempre será mi sitio, pero el Norte se ha ganado un lugar muy merecido en mí. Hablo de ellos como si fueran personas u objetos, pero realmente mi pasión por viajar lleva a cosas tan absurdas como guardar un hueco en mi corazón a ríos, montañas, y mares.

 


Text and Photography by: Irene Nortes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.